Cosmética y Dermatología Temas de salud Botiquines Sin categoría

¡¡Feliz Navidad a todos!!

24 Diciembre, 2017

Dicen que frente a la Navidad hay dos tipos de personas, las que las odian y las que las adoran.  Es cierto que con tantos compromisos sociales y cierres de año profesionales, hay momentos que parece que al llegar la Navidad se vaya a acabar el mundo.

Yo soy del segundo grupo. Me encantan, me chiflan e incluso rechiflan.

De la Navidad me gusta todo. Reunirme con la familia, los amigos y los 2000 planes que surgen con o sin niños, la cena de Navidad de la farmacia, el Belén, el árbol, las luces, las velas, los regalos, los amigos visibles y los invisibles, Papá Noel, los Reyes Magos, la misa del gallo, y al abrir un ojo el día de Navidad, el  cosquilleo en el estómago que siento mientras salto de la cama para ver las caras de los niños al comprobar que Papá Noel les ha traído lo que han pedido.

La gastronomía… mmm… cómo me gustan las recetas tradicionales navideñas, y las no tan tradicionales también, me encanta prepararlas: desde la organización previa de menús, la compra, y por supuesto la preparación cuidando la presentacion.  La puesta en escena, una mesa bien puesta, un centro con velas. Los caprichos culinarios gourmet, un magnífico paté, exquisitas mermeladas, y por supuesto dulces: polvorones, mazapán y turrones.

Madre mía leído así parece imposible no acabar las Navidades con mínimo de 3 kilos más, pero créeme. en su justa medida puedes disfrutar perfectamente de todos estos pequeños placeres de la vida. Sigue los consejos que nuestra nueva compañera Alba Soriano, nutricionista, nos da en su post sobre cómo  sobrevivir a la Navidad y  acabar en forma, o al menos no acabar en modo reventón embutido en tus vaqueros cual Bombi saliendo del plató de un dos tres.

Se acaba el mundo, ¡Es Navidad! 

Reconozco que por mucho que te guste hay momentos que organizar todo esto nos sobrepasa. Al día a día, que normalmente lo tenemos completito le sumamos, los menús, las compras, los regalos, las cenas de empresa, los cierres de año a nivel laboral, las cartas a los reyes magos, la familia y el reparto de las cenas, el en tu casa o en la mía, los 200 grupos diferentes de amigos a los que hay que ver, porque es Navidad y no puedes dejar de ver a absolutamente ninguno, y los festivales de Navidad del colegio, ¡ay! los festivales de Navidad

Mi agenda la dos semanas previas a la Navidad es como la de cualquier hijo de vecino, empieza demasiado pronto, acaba demasiado tarde, y está diseñada al milímetro, como si la de una prusiana se tratara. En esa agenda está, por supuestísimo la búsqueda y/o diseño y confección del traje para el festival de los niños. Perfectamente organizada, el lunes le dediqué media tarde a completar el disfraz: un Ángel (media tarde porque a 18 de diciembre ya no queda nada en ningún sitio!!) Los días siguientes estuve chateando en el grupo de madres sobre las dificultades con las que  se iban encontrando. Incluso al decir una de ellas que le había tocado chanter, bromeé diciendo que me llega a tocar a mí eso y la niña acaba vestida de Chandler el de Friends, desde la relajación de una madre que a cuatro días del festival lo tiene todo listo. A lo que Macarena, otra madre del grupo decía: mientras los disfraces no sean de castores

Tan tranquila estaba con mis mil cosas y kilómetros que hacer, cuando el día antes del festival en un ensayo general, me dice Alejandra mucho más tranquila que yo: Mamá no voy de Ángel, voy de Árbol.  ein? Os juro que sentí como se abría la falla de San Andrés debajo de mi. Tenía que estar todo el día en la universidad y tenía un margen muy pequeño para poder encontar lo justo para hacer el disfraz de árbol. Por la noche, cuando por fin me pude dedicar a buscarlo, inicié un viachinos (via crucis de chino en chino) que acabó en el corte inglés, tras encontrar tooooooooodas las puertas cerradas. Ante tal situacón de desesperación ¿qué hice? Os recomiendo que lo veáis en directo en mi cuenta de instagram, que es donde suelo contar y grabar todas mis miserias: anabelalbala

Pues sí, me había tocado castor, pero al final lo conseguí, conseguí disfrazar a Alejandra movida por la ilusión, como cualquier madre del cole, que es capaz de no dormir con tal de ver a sus niños sonreir, porque hacer felices a los que quieres, es lo más bonito que hay, y para mi eso es la Navidad.
En los últimos diez días me he recorrido unos 2200 km, he montado y organizado un par de despachos de nuestro nuevo centro Healthy and Happy, he organizado la cena de empresa en esta ocasión en casa, como si fuera Nochebuena, con todos sus regalitos y sorpresas, hemos grabado el vídeo de Navidad, hemos lanzado la nueva web Be Healthy and Happy, he preparado todos los regalos de empresa, también me ha tocado esta semana estar en la Universidad, incluso he trabajado en lo normal (porque de vez en cuando, alguna aspirina hay que vender).      Me he ido a Toledo a anticipar la Nochevieja con mis queridos amigos David y Ana, que consiguen reunir a más de 70 amigos todos los años desde que se casaron un 22 de diciembre de hace diez años, y como la ocasíon lo merecía, decidimos sorprenderles y que renovaran votos en una ceremonia medio soul dance, medio boda gitana, con cabra de verdad incluida (tal cual). He estado con el mayor número de amigos que he podido, he estado dos veces entre Madrid y Alicante, Toledo y ahora mismo acabo de llegar a Huesca y agotada me enfrento a la Nochebuena con otra casa por delante que decorar, otra compra que hacer y la cena de Nochebuena por preparar, pero extremadamente feliz y agradecida.

Agradecida por tener la grandísima suerte de estar rodeada de gente que se merece todos los esfuerzos del mundoMi equipo se lo merece, mis amigos se lo merecen y mi familia se lo merece. Y agradecida por mantener viva la ilusión. Pero que vivan las MADRES CASTORAS y que  ¡¡¡ VIVA LA NAVIDAD !!!

Pero ya sabéis que no hay Navidad sin vídeo Albalá y en esta ocasión ha sido una versión de “Last Christmas” de las magníficas Andrew Sisters. La original de Wham, os prometo que en un futuro la haremos, porque sólo de imaginarme a Óscar, con los pelos de George Michael, las pieles y el resto de estilismos ochenteros, me dan ataques de risa.

 

Y por supuesto la versión original, para que veáis que no es que nos caiga gorda Aída y fabricamos el micro más grande para que no se la vea, es que el original es así. Pero visto lo visto, y con lo mona que es, para el próximo vamos a tener que dejar de ser tan fidedignos.

Dicho todo esto sólo tengo una última propuesta que hacer: Sr. CorteInglés, puestos, unifique campañas: La vuelta al cole con la Navidad. Genera Usted unos “Navicoles” canjeables por espumillón, y todos tan contentos porque tendremos 3 meses para hacer lo que hacemos en dos semanas.

¡Felices fiestas a todos, disfrutad estos días con ilusión!

Anabel Albalá

También podría interesarte

3 Comentarios

  • Reply natalia 24 Diciembre, 2017 at 6:30 pm

    Sois los mejores! Feliz Navidad! De verdad que me rechiflais!.Una fiel seguidora que se parte de risa con cada vídeo

  • Reply Toñi 24 Diciembre, 2017 at 7:57 pm

    Ole, ole y ole 👏👏👏👏👏👏
    Feliz Navidad y Bendecido año nuevo 🙏😘
    Sois geniales 👍

    • Reply querer es poder 25 Diciembre, 2017 at 7:00 pm

      Gracias Toñi!! Felices fiestas!! 😊🎄🎅🏻🎁

    Deja una respuesta