Sin categoría

Sexo Seguro en Verano… Y el Resto del Año!!

22 Junio, 2019

En España hemos pasado de 805 casos de Gonorrea en el año 2001 a 8.722 en el año 2017.

De la mano Raffaella Carrà y su mítico “Para hacer bien el amor hay que venir al sur,” hemos querido llamaros la atención para que pongáis el foco en un problema: las ITS (Infecciones de Transmisión Sexual) están aumentando de manera constante de manera muy preocupante.

¿Cómo es posible que hayamos pasado de 805 casos de Gonorrea en el año 2001 a 8.722 en el año 2017?

¿Cómo es posible que hayamos pasado de 700 casos de Sífilis en el año 2000 a 4.941 en el año 2017?

¿Cómo es posible, precisamente ahora, que la información está al alcance de la mano, y la población cada vez más formada?

Estás preguntas me hacía al revisar el informe de Vigilancia Epidemiológica de las Infecciones de Transmisión Sexual en España de 2017, publicado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en junio de 2019.

Es curioso que al comentar en mi entorno estas escalofriantes cifras, la mayoría apuntaba a los adolescentes y al inicio de la sexualidad desde una edad más temprana y a la escasez de información o el manejo de información incorrecta. Sin embargo, no son los adolescentes, sino los adultos jóvenes de entre 25 y 34 años, la franja de edad más afectada.

 

¿Cuales son las principales Infecciones de Transmisión Sexual?

Existen más de 30 parásitos, virus y bacterias que se transmiten a través del contacto sexual. Es decir tanto por vía vaginal, anal o vía oral.

Son 8 las enfermedades con mayor incidencia, de las cuales 4 son curables detectadas a tiempo y las otras cuatro a día de hoy no son curables, pero sí existen tratamientos que palian sus síntomas.

  • ITS curables:
    • Sífilis
    • Gonorrea
    • Clamidiasis
    • Tricomoniasis
  • ITS no curables:
    • Hepatitis B
    • Virus del herpes simple (HVS)
    • Virus del papiloma humano (VPH)
    • Virus del SIDA (VIH)

Las ITS también es posible que se propaguen mediante transfusiones de sangre o productos sanguíneos. También pueden transmitirse también de madre a hijo durante el embarazo o el parto.

Hay una disminución de la percepción del riesgo.

El hecho de que el SIDA se haya convertido en una enfermedad crónica (si se detecta a tiempo), y creer que enfermedades como la sífilis o la gonorrea son fruto de la época del romanticismo, han hecho creer que existe menos riesgo de transmisión de enfermedades y que los condones, “ya no son tan necesarios como antes”.

Esto, unido al uso cada vez más frecuente de alcohol y drogas, nos desinhibe y envalentona hacia la práctica de sexo sin métodos barrera. Esta tendencia es una de las causas del constante aumento de las ITS. Fiestas como las Chemsex, en las que se practica sexo bajo los efectos de diferentes drogas, y otro tipo de tendencias como las que se recogen en estos dos magníficos artículos  sobre el juego del muelle y educación sexual del Blog de Pills y éste sobre la desinformación sexual de Mucho más que salud.

 

Método barrera.

La mejor forma de protegerse es el uso de métodos barrera, tanto el condón masculino como el femenino. En este artículo de mi compañera Isabel Saulappe, los incluye, en la revisión que hace sobre métodos anticonceptivos.

Recordaros, que dado que la transmisión cuando es a través del sexo, puede ser vía vaginal, anal y oral; los métodos barrera se deben usar tanto en las penetraciones como en las felaciones. Y a cualquier edad!! Los condones no son sólo métodos anticonceptivos, son métodos de prevención de enfermedades, por lo que se deben usar desde el inicio de la vida sexual, hasta la senectud: toda la vida.

Detectar una enfermedad lo antes posible es fundamental para detenerla cuanto antes. Por eso es tan importante la detección precoz, por la persona que la padece, y para evitar la diseminación de la enfermedad entre el resto de población. Una persona puede tener una ITS sin manifestar síntomas de enfermedad. Es conveniente realizarse pruebas y revisiones una vez al año.

Desinformación Sexual.

Sólo a través del manejo de una información correcta y actualizada podremos detener esta escalada. Por eso son tan necesarias las campañas sanitarias. Curiosamente los jóvenes adultos que cumplían entre 25 y 34 años entorno al año 2000, fueron los adolescentes a los que impactó directamente la campaña de “Póntelo, Pónselo”.

Pero más allá de las campañas sanitarias, yo siempre he creído que la educación y la responsabilidad empiezan por uno mismo. Nosotros somos los responsables de educar y aconsejar a nuestros hijos, a nuestros hermanos, y nuestros amigos. Porque el sexo seguro, no es incompatible con un sexo divertido, disfrutón y placentero, así que dejemos de taparnos los ojos y mirar para otro lado, porque un único contacto basta para contraer una Enfermedad de Transmisión Sexual.

En una Sociedad en la que cada vez nos cuidamos más, cuidamos lo que comemos, practicamos deporte, cuidamos nuestra piel, y cada vez vamos adquiriendo mayores y mejores hábitos saludables, es el momento a darle a la salud sexual la importancia que tiene.

 

¿Y qué tiene que ver la Carrà en todo esto?

¡¡Todo!! ¿Qué mejor forma de llamaros la atención sobre este tema? Y sobre todo, ¿Qué mejor forma que pasar un buen rato?

Gracias al magnífico y gamberro elenco de bailarines Albalá. Gracias Agus, Bárbara, Carol, Isa y Óscar. Y gracias por supuestísimo a Raffaella Carrà, grande entre las grandes: ¡Te queremos!

Os dejamos como siempre primero el vídeo original de la Carrà:

 

 

Y aquí tenéis nuestra versión:

 

 

A partir de ahora, esperamos que entonéis: “Para hacer bien el amor hay que usar condón…” 😅😂

Feliz verano.

 

Anabel Albalá

Nutricionista y Farmaceútica Titular

 

 

También podría interesarte

No hay comentarios

Deja una respuesta