Temas de salud

¿Podemos frenar la caída capilar crónica?

16 Octubre, 2019

Caída crónica

Vamos a recordar cual es el ciclo capilar y las fases de las que se compone. Recuerda que en el post de Caída estacional explicamos las fases del ciclo y su duración.

 

 

Ahora que tenemos más claras las fases del crecimiento del pelo entenderemos mejor como sucede la caída crónica, progresiva o efluvio telógeno crónico. La caída crónica es una alteración del ciclo de crecimiento del cabello, en la cual, la caída es perceptible y llamativa durante un período de tiempo de al menos 6 meses. Algunos de sus síntomas son la caída en forma de mechones en el baño, la disminución de la densidad y el volumen o la reducción del diámetro de nuestra coleta.

En los hombres se hace especialmente visible en la zona de la sien, la parte frontal y la coronilla. En las mujeres se aprecia una menor densidad, que en ocasiones deja entrever el cuero cabelludo, en la zona central mas alta de la cabeza.

Se caracteriza por que el folículo piloso pasa de la fase anágena a la fase telógena en menos tiempo del habitual. Esto significa que la fase anágena, que es la fase de crecimiento, se acorta. Un dato importante es que en las mujeres los folículos pilosos tienen una vida de 40 ciclos y en el hombre de 30. Es decir, cada pelo crece y se cae 40 y 30 veces respectivamente. Por lo tanto cuanto más cortos sean estos ciclos antes empezaremos a perder cabello y a no poder recuperarlo.

¡¡Pero tranquilas y tranquilos!! Con buenos hábitos, un buen tratamiento y consejo podemos alargar la vida de nuestro pelo.

 

Principales motivos de la caída:

  • Déficit vitamínico o de oligoelementos (Anemia)
  • Toma de medicamentos
  • Enfermedades
  • Estrés
  • Androgénica

 

Tratamiento

La primero es detectar la alteración que lo produce e intentar corregirla. Si el problema es una carencia nutricional o de vitaminas deberemos acudir al médico y que nos recete un suplemento adaptado a nuestras necesidades. Si por el contrario se debe al estrés, deberemos tomar medidas en consecuencia. Lo principal es llevar hábitos de vida saludables!

Por tanto, si el motivo de la caída se debe estas carencias y le ponemos solución, esta disminuirá progresivamente, notando como poco a poco perdemos menos pelo. El pelo fino y corto poco a poco se engrosará hasta recuperar la longitud y el tallo habitual. Este proceso puede ser muy lento y puede durar meses pero al final conseguirás tu objetivo.

No obstante, no solo las medidas higiénico-dietéticas serán necesarias si tu tipo de caída es androgénica sino que también deberás acompañarlas de un tratamiento específico para conseguir alargar la vida del pelo, frenar su caída y redensificarlo.

 

Vía tópica:

Minoxidil

El minoxidil es un vasodilatador cuya acción es frenar el proceso de caída capilar y estimular el crecimiento del cabello. Se trata de una solución para uso cutáneo que se aplica sobre el cuero cabelludo y estimula el crecimiento del cabello en individuos con alopecia androgénica.  Esta es irreversible. Por tanto el tratamiento correspondiente con minoxidil deberás aplicarlo de por vida, ya que si lo dejas volverás al punto de partida.

Aplicar 10 pulverizaciones al día en el cuero cabelludo y masajear con las yemas de los dedos. Los resultados empiezan a ser visibles a los 4 meses y como ya hemos comentado no se debe interrumpir el tratamiento.

Complejo Quinina + Cafeína: estimulan y aumentan la microcirculación del cuero cabelludo. Limitan la caída capilar y permiten que los nutrientes y las vitaminas circulen mejor a través de los capilares y así lleguen en mayor cantidad al bulbo. Presentes en Klorane complejo triactivo anticaída junto a la arginina.

Arginina: devuelve la elasticidad y la fexibilidad al cuero cabelludo consiguiendo que los folículos estén más fuertes.

Peptidoxyl-4: estimula la microcirculación del cuero cabelludo.

Monolaurina: reduce la actividad de la 5alfa reductasa frenando la caída. Descubre su potencial y el del peptidoxyl-4 en Neoptide loción anticaída de Ducray.

 

Vía oral:

Finasterida

La pérdida de pelo de tipo masculino es un trastorno frecuente y puede estar causada por una combinación de factores genéticos y la hormona dihidrotestosterona (DHT). Esta hormona contribuye a acortar la fase de crecimiento del pelo y hace que el pelo sea mas fino. La finasterida disminuye específicamente los niveles de la hormona DHT, bloqueando la enzima 5-alfa reductasa, que convierte la testosterona en DHT. Pregunta a tu médico o especialista por la finasterida, necesita receta médica.

Vitaminas del grupo B: estimulan el crecimiento y mantenimiento del cabello y regulan la actividad hormonal. Ayudan al metabolismo de las proteínas de queratina, a la síntesis de cisteína y refuerzan la fibra capilar. Prueba el Trio Anacaps progressiv de Ducray.

Vitamina C y E: son antioxidantes, protegen a las células del bulbo del daño oxidativo.

Zinc y Selenio: ayudan al mantenimiento del cabello.

Semilla de calabaza vegetal: inhibe la 5alfa-reductasa.

L-Cistina: ayuda al desarrollo del ciclo del cabello. Estos dos últimos compuestos junta a las vitaminas del grupo B puedes encontrarlos en Iraltone AGA.

 

Como acabamos de ver, la caída crónica no siempre es irreversible. Pero si que es importante conocer la o las causas y buscar un tratamiento apropiado lo antes posible. Cuanto antes empecemos a frenarla, más tiempo conservaremos nuestro pelo!

¿Quieres más información? Pregúntanos, estaremos encantados de ayudarte.

Isabel Saulappe – Farmacéutica

También podría interesarte

No hay comentarios

Deja una respuesta