Sin categoría

FOTOPROTECCIÓN ORAL

14 Agosto, 2019

Estamos ya en Agosto, se nos ha pasado medio verano sin darnos cuenta…!! Pero de lo que si que me he dado cuenta es que hablamos mucho de fotoprotección tópica, cremas, fluidos, brumas,.. y no nos acordamos de la fotoprotección oral!! Y os preguntareis ¿De qué estamos hablando?

Pues veréis, toda protección es poca y con los años te vas dando más cuenta. Los estragos del sol sobre nuestra piel no solo se reducen a quemaduras, picor y posterior “despelleje” sino también a manchas solares, envejecimiento prematuro y oxidación de las células. Y en estos últimos las cápsulas orales nos ofrecen un refuerzo muy bueno. Personalmente tengo una de esas pieles poco agradecidas con el sol, entre blanquita y esquimal, con pecas y ojos claros y debo reconocer que un refuerzo a la hora de tomar el sol no me viene nada mal y mi piel lo agradece.

La fotoprotección oral no contiene filtros UV, es un complemento a base de antioxidantes y vitaminas que por lo tanto no nos exime de utilizar fotoprotección tópica. Es especialmente aconsejable como protección extra en épocas de alta exposición solar. Se recomienda principalmente a todas esas pieles que quieren reforzar su protección (fototipos muy claros o claros) o para las extremadamente sensibles al sol (fotodermatosis, alergia solar, melasma, etc..).

¿ De que están compuestas las cápsulas fotoprotectoras?

Antioxidantes:

Polypodium Leucotomos: ingrediente que se extrae del helecho con muy buena afinidad con la piel. Actúa protegiendo los sistemas antioxidantes y reduce el daño cutáneo. Tiene propiedades antiiflamatorias, reparadoras del ADN y protectoras del sistema inmunitario. Lo puedes encontrar en las cápsulas de Heliocare ultra D y Heliocare 360º .

Catequinas del té verde: gran antioxidante, gracias a su alto contenido en polifenoles.

Vitis Vinífera: su abundancia en polifenoles y su alto contenido en proantocianidinas del extracto de uva proporcionan un gran poder antioxidante.

Carotenos:

Betacaroteno: Es un precursor natural de la vitamina A que contribuye al mantenimiento de la piel en condiciones normales. Su efecto fotoprotector empieza a actuar a las 10 semanas de haber empezado a tomarlo. Llegamos tarde… tendríamos que haber empezado en abril! Pero si que su presencia nos aporta ese tono veraniego a la piel. Cuidado con su exceso porque podéis acabar con las palmas naranjas.

Licopeno: Es un caroteno que se encuentra en vegetales y frutas por lo que podemos incorporarlo gracias a nuestra dieta. Posee efecto antioxidante contribuyendo al mantenimiento de la piel sana.

Vitaminas:

Vitamina D: tiene un papel importante en el sistema inmunitario de la piel.

Vitamina E y C: son antioxidantes naturales, combaten el daño producido por el sol en la células de la piel.

 

¿Cual se adapta mejor a mi?

Dependerá de lo que busques y de tu piel. Siempre recomendaría usar fotoprotección tópica y oral a cualquier persona y sobretodo si vas a estar muy expuesta al sol. Por ejemplo, deportistas que entrenan al aire libre, trabajadores que pasan mucho tiempo al sol, personas que suelan olvidar ponerse crema solar  y fototipos claros o sensibles. También pieles con patologías o que estén en tratamiento farmacológico fotosensibilizante y personas con antecedentes de cáncer de piel.

Existen dos variantes en cuanto a la elección de la protección solar oral:

Si buscas ponerte morena y potenciar tu bronceado veraniego puedes optar por las presentaciones ricas en carotenos o foskolin (gran estimulador de la melanina). Ten en cuenta que estas presentaciones son para pieles que pueden permitírselo, sanas y sin manchas ni tendencia a la hiperpigmentación. Es recomendable que su composición venga acompañada de antioxidantes para la reparación del daño celular.

Si tu piel es más sensible a sol, con hiperpigmentación o sensibilidad solar opta por las presentaciones ricas en antioxidantes potentes. Los mejores los polifenoles! Las vitaminas C, D y E aumentan la tolerancia al sol y potencian las defensas de nuestra piel.

Y para los más pequeños IFC ha sacado una novedad Heliocare 360 junior. Aporta protección antioxidante y estimula las defensas de la piel. Además disminuye el riesgo de quemaduras. MUY IMPORTANTE: su uso SIEMPRE debe ir acompañado de una buena fotoprotección tópica de calidad.

 

“El momento perfecto es ahora”

Isabel Saulappe Antón – Farmacéutica

También podría interesarte

No hay comentarios

Deja una respuesta