Temas de salud

Feliz 2020. Feliz Década Nueva.

31 diciembre, 2019
feliz 2020 feliz año nuevo farmacia albala

 

 

Feliz Año.

Os invito a leer el post hasta el final, porque aunque empiece haciendo un breve recorrido por la historia, y parezca que estés leyendo cualquier otra cosa menos un blog de farmacia, hablaré del que desde mi punto de vista  es el mayor descubrimiento del siglo XX a nivel de biosanitario. Tras poner a Flemming en el sitio que merece, haré lo que toca: un breve balance del año que hemos vivido en la farmacia, y una sugerencia para el año que viene, que ha mejorado nuestra comunicación como equipo, y por tanto nuestra convivencia diaria, y espero adoptéis y adaptéis a vuestros entornos. Y acabaré, como todos los años, dejándoos el villancico interpretado por todos los miembros del Equipo Albalá… Este año «Santa’s Coming To Town» de Sia. Allá voy.

Los Locos Años 20.

Los locos y alegres años 20 de siglo XX fueron de lo más prolífico en todos los aspectos, nuestros abuelos y bisabuelos bailaron Charlestón, Tango, y el Jazz llegó para quedarse, como las faldas más cortas, los brazos al aire y los escotes, dieron paso a la primera revolución sexual, y dieron paso al encumbramiento de Coco Chanel.

La literatura nos dejó el Ullyses de James Joyce, a Virginia Woolf  los poemas y obras de teatro de García Lorca, a la Generación del 27, Jorge Luis Borges y Pablo Neruda entre muchos otros.

En pintura comenzaron los movimientos más vanguardistas como el cubismo y el surrealismo con Picasso y Dalí,  y en arquitectura proliferaron diferentes corrientes, BauHaus, Racionalista con Le Corbusier a la cabeza, y se consagró el Art Decó, siendo su obra más representativa la Chrysler Tower en Nueva York, de la que no me cabe la menor duda de que es una de vuestras torres favoritas de Nueva York.

Los frenéticos y locos años 20 del siglo XX, se vivieron con la intensidad y arrojo que debió suponer ser un superviviente de la Primera Guerra Mundial y de la Gripe Española. Seguro que os hacéis cargo de lo que supone la merma de vidas durante un conflicto bélico, y la cantidad de heridos con graves secuelas y mutilados que deja detrás. Recordemos que durante el conflicto murieron 31 millones de personas, cifra escalofriante, pero seguro que no os sorprenderá tanto como el número de muertes que produjo la Gripe Española: 40.000.000 de muertes. Cuarenta millones de personas, que murieron a manos de un virus.

La desafortunadamente llamada gripe española fue la pandemia más devastadora de la historia, y digo desafortunadamente porque su origen no fue español. Los primeros casos documentados se remontan a Fort Riley en Estados Unidos en 1918, cruzó el Atlántico llegó a Francia y de ahí se diseminó a toda Europa, causando en España más de 300.ooo muertes.

¿Y por qué se acabó llamando gripe española si la importamos? Sencillamente porque en España, al no participar en la Primera Guerra mundial, la prensa no estaba sometida a la censura propia de un país en guerra, y fue donde se hicieron públicos los primeros casos. Qué le vamos a hacer, se trata la censura propia de cualquier país que no quiere desmoralizar a las tropas ni alentar al enemigo, y por el camino, nos hemos quedado con el nombre de la peor pandemia de la historia moderna.

La gripe afectó a mayoritariamente a individuos sanos de entre 20 y 30 años, y la mayoría, murieron por infecciones secundarias, por neumonías bacterianas contra las que nada se podía hacer ya que en 1920 no existían los antibióticos.

Tal y como llegó, se fue, en el verano de 1920.

¿Cómo no iban a entrar en la década de los 20 con ganas de disfrutar de la vida?

Los Antibióticos, el mayor descubrimiento de la Era Moderna.

Lo afirmo con rotundidad porque junto a las vacunas, nada ha salvado tantas vidas, y todo ocurrió en los años 20.

Fleming, médico microbiólogo escocés, tras trabajar durante años en la inoculación y mejora de vacunas, se fue de vacaciones, un septiembre de 1927, dejando atrás un laboratorio lleno de placas de Petri (medio en el que se cultivan las bacterias y se observa su crecimiento) de todo menos limpio. A su vuelta, de forma espontánea, se habían desarrollado una serie de hongos, y observó, que en concreto la ocupación del hongo Penicillium Notatum en una placa donde previamente había cultivado Staphylococcus Aureus se veía transparente. Tuvo suerte, pero a veces, al saber le llaman suerte. Él tuvo la capacidad de observar e intuir que el hongo algo tuvo que ver el la lisis de las bacterias. (Otro, directamente hubiera destruido todo, limpiado la mugre y vuelto a empezar con lo que fuera que estaba haciendo). Esa intuición le llevó a seguir investigando hasta dar con el origen de la sustancia antibiótica: la penicilina.

El descubrimiento de la penicilina inició la Era de los Antibióticos, y son junto a las vacunas, los responsables de salvar millones de vidas y uno de los grandes factores por los hemos pasado de un esperanza de vida media de 40 años en los años 20, a los 83 años de media que vivimos en la actualidad. Tomar consciencia de la importancia de este descubrimiento es fácil, simplemente reflexiona sobre cuántas infecciones has sufrido en esta vida antes de leer este artículo, y cuántas veces te han tratado con antibióticos… Hace un siglo en una de esas, lo más probable es que te hubieras muerto.

Alexander Fleming

 

Nuestros fantásticos años 20.

Después de la última frase, sé que ésta, no parece la mejor forma de felicitar el año, pero sin embargo lo es, porque a pesar de la cantidad de noticias negativas con las que nos bombardean a diario, y la complejidad tecnológico-social en la que vivimos hoy en día, realmente vivimos mucho más y mucho mejor, y en nuestra mano está seguir viviendo bien.

¿Pero cómo no vamos a entrar nosotros en esta década con ganas de disfrutar de la vida?

En nuestra mano está elegir comer bien, elegir llevar una vida activa, elegir leer, elegir descansar, elegir disfrutar de los dispositivos electrónicos y desconectar cuando sea necesario, elegir disfrutar de la buena compañía, elegir bailar, e incluso, elegir hacer un buen uso de los antibióticos para que no se nos acabe el chollo por culpa de las resistencias. Sobre este tema, os dejo  este artículo de mi colega Boticaria García que lo explica maravillosamente.

Yo me voy a centrar en que cada día, nos levantamos de una manera diferente, unos días pletóricos y otros días más cansados de lo que nos acostamos. No podemos elegir las vicisitudes que la vida nos plantea cada día, pero SÍ podemos elegir enfrentarnos al día con una actitud positiva en lugar de  dejarnos arrastrar por la pesadumbre y por ende, arrastrar a los demás. Unos días nos salen bien, y otros días peor, pero poner el foco en algo positivo por pequeño que sea, e intentar ser agradecido, nos ayudará siempre a llevar las cosas mejor.

Y por favor, dejar de juzgarnos constantemente. Santo Dios Bendito, somos peores que la Santa Inquisición con nosotros mismos, no nos dejamos vivir!! Que si he dicho, que si he hecho, que si no he hecho… cuando la mayoría hacemos lo que podemos con la información que tenemos en cada momento, como diría mi amiga Hebe. Lo hecho, hecho está, tratemos de crecer y hacer las cosas lo mejor posible. Sin más.

Definitivamente, para el 2020, y para la década entera os deseo a todos mucha estupendexia, que es la base de todo lo anterior. 🙂

 

Gracias: nuestra sugerencia para el 2020.

GRACIAS ha sido la gran revelación del equipo de Farmacia Albalá este año.

2019 ha sido para nosotros un año de mucho cambio. Reestructuramos completamente los puestos y funciones de cada uno de nosotros, y como en cualquier proceso de cambio, se generan tensiones, hemos necesitado un proceso de aprendizaje y adaptación. Ha sido estimulante, en momentos agotador, pero tener la suerte de estar rodeada de un equipo de resilientes ayuda. Y que bailen y toquen las palmitas cuando es menester también ayuda y mucho, porque la alegría es síntoma de salud, y no hay nada mejor que rodearte de gente sana y entusiasta.

Pero como si de un organismo se tratara, a un equipo hay que cuidarlo y en este caso, y gracias a un proceso de coaching que nos dirigió María Jesús Bujaldón de Emerge, dimos un paso más: Institucionalizamos las gracias.

Cada jueves comemos juntos y uno a uno vamos dando gracias por las cosas que laboralmente nos han ayudado a llevar la semana mejor. Cosas como que una compañera te ayude a colocar un pedido, que tengas que cambiar tu turno por razones personales y que tus compañeros se vuelquen, o que simplemente nadie te moleste un rato para poder sacar trabajo para el que se requiere concentración, son cosas que siempre hemos hecho, pero oficialmente, mostrar gratitud hacia los gestos y detalles que tenemos los unos con los otros, les da visibilidad a estas pequeñas acciones que suman, y le resta visibilidad a los pequeños detalles y roces que en cualquier convivencia existen.

Comparto con vosotros esta iniciativa, con la ilusión de que la compartáis y os la llevéis a vuestras oficinas, pymes o multinacionales, y que tengáis una mejor comunicación, y mejore la relación que tenéis con vuestros compañeros.

Gracias María Jesús, y Gracias Ramón por recomendarme a María Jesús. (A Ramón Barrera si no le seguís os lo recomiendo, como a todos mis amigos y vecinos, porque es sensacional, además de ser una fuente de sorprendizaje).

El villancico.

Y por fin llega el video, y con él más gracias: a Sandra, Silvia, Óscar, Isa, Natalia, Marisol, Bea, Carol, Laura, Yasmina, Agus, Javi, Paloma por participar, meteros en el papel, y aguantar con paciencia a la directora del rodaje.

Como siempre, en primer lugar os dejo a Sia, a la que por supuesto, también hay que darle las gracias como artista. (esto es un no parar… empiezo a dar gracias y me vengo arriba)

 

 

 

 

 

Y aquí os dejo al maravilloso elenco al completo de Farmacia Albalá:

 

¡¡¡Felices años 20!!!

También podría interesarte

No hay comentarios

Deja una respuesta