Temas de salud

¿Gripe o resfriado?

10 Enero, 2017
gripe

Una bajada de defensas, los cambios de temperatura o las lluvias, en ocasiones, nos hacen sentir destemplados, con malestar general, mocos, tos,… Si te notas caliente, toses y/o estornudas a menudo o tienes un moqueo frecuente o una congestión nasal que no te deja respirar, probablemente padezcas un resfriado o la gripe, por ello, sigue leyendo, ¡te resultará interesante!

Gripe o resfriado ¿en qué consisten?

Tanto la gripe como el resfriado son enfermedades infecciosas causadas por virus. La gripe es una infección vírica causada por el virus influenza, mientras que el resfriado común está causado principalmente por el rinovirus o el coronavirus.

Ambas se contagian fácilmente y de forma similar. El contagio puede darse tanto a través del aire por la diseminación de los virus en el ambiente al hablar, por la tos o los estornudos, como por contacto físico, ya que los virus pueden depositarse en diferentes partes del cuerpo del afectado, contagiándose a las personas de su alrededor.

¿Cómo lo diferencio y cuáles son los síntomas?

A pesar de que estas enfermedades tengan cosas en común, debemos saber que no son lo mismo, y es importante saber diferenciarlas para así llevar a cabo el tratamiento adecuado.

gripe

La principal diferencia radica en la forma de aparición y en la duración. La gripe es mucho más fuerte que el resfriado y con más complicaciones. Aparece de forma repentina y puede durar entre 5 y 10 días. Un resfriado común, sin embargo, es menos complicado, aparece gradualmente y tiene una duración de entre 3 y 5 días.

La gripe se caracteriza por presentar fiebre alta (38ºC-41ºC) desde el comienzo de la enfermedad y se puede prolongar hasta los 3 o 4 días siguientes, mientras que en el resfriado es muy rara su aparición. Debido a la fiebre, la gripe normalmente presenta malestar general acompañado de dolores de cabeza, escalofríos, cansancio, debilidad, fatiga y dolores musculares y articulares. La tos también es más habitual en la gripe, siendo normalmente improductiva. Estos síntomas no se destacan en gran medida en un resfriado común.

No obstante, encontramos síntomas que son más frecuentes en los resfriados que en la gripe. Como por ejemplo los estornudos, la congestión y secreción nasal o el dolor de garganta.

Recomendaciones y cuidados básicos

A continuación, os proponemos algunos consejos tanto para prevenir la aparición de estas enfermedades como para evitar su contagio en caso de padecerlas.

Para prevenir la aparición, debemos evitar que se produzca una bajada de defensas descansando y durmiendo las horas necesarias para permitir al organismo recuperar fuerzas. También debemos seguir una alimentación equilibrada rica en vitaminas y minerales. Con una adecuada hidratación, bebiendo unos 2 litros de líquidos al día.

Para evitar el contagio, deberemos llevar a cabo ciertos hábitos de higiene diarios como pueden ser lavarse las manos para evitar que el virus quede depositado en las mismas; limpiar las superficies de contacto, donde pueden depositarse los virus; cubrirse la boca y nariz al toser o estornudar con un pañuelo y desechar el mismo; evitar el contacto físico con otras personas mientras permanezca la enfermedad; no compartir utensilios (vasos, cubiertos…); evitar las aglomeraciones en lugares cerrados y ventilar los hogares; entre otros.

Tratamiento

Estas enfermedades, al no estar producidas por bacterias, no deben tratarse con antibióticos, ya que el mal uso o abuso de éstos puede tener consecuencias graves como dolores estomacales, diarreas y el desarrollo de resistencias a los mismos, que hará que no sean efectivos cuando los necesitemos.

No existe ningún tratamiento farmacológico que cure estas enfermedades. Lo más indicado es hacer uso de medicamentos destinados a tratar y/o atenuar los síntomas.

En el caso de los resfriados contamos con antihistamínicos, mucolíticos, descongestivos y analgésicos para aliviar los síntomas.

En el caso de la gripe contamos con analgésicos y antipiréticos, expectorantes o mucolíticos y antitusivos. Todos ellos destinados a aliviar los síntomas.

En la farmacia disponemos de una gran cantidad de preparados de venta libre destinados al alivio de los síntomas del resfriado y la gripe. Si tienes dudas, consúltanos, aquí estamos para ayudarte.

Laura Morales Saporiti – Técnico en farmacia y parafarmacia

También podría interesarte

No hay comentarios

Deja una respuesta