Ginecología: Fertilidad y Embarazo

Fertilidad y salud reproductiva

31 Mayo, 2016
fertilidad

¿Has decidido dejar de dormir 8 horas del tirón, que tu bolso se convierta en la maleta de Mary Poppins y que los parques sean tu segunda casa? ¿Pero sobretodo aumentar la familia y que una nueva personita forme parte de ella?

Aquí tienes unos consejos que te vendrán muy bien.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que debes cambiar algunos de tus hábitos de vida. Lograrás una vida más saludable y ayudarás a aumentar tu fertilidad.

Claves para favorecer la fertilidad

1. Alimentación

Empieza por una alimentación saludable. Esto no solo favorecerá tu fertilidad sino que también será bueno para tu salud. Las frutas y verduras ricas en vitaminas y antioxidantes serán tus aliados, así como alimentos ricos en Omega-3 como el pescado azul.
Además es recomendable que empieces a tomar un suplemento de ácido fólico tres meses antes del embarazo, reducirás posibles defectos en la formación del tubo neural de tu futuro bebé.

2. Tabaco

El tabaco es una sustancia tóxica y nociva para la salud, pero si además piensas quedarte embarazada, lo mejor seríafertilidad que lo dejaras antes. El tabaco afecta directamente a la calidad ovocitaria en el caso de las mujeres pero también a los hombres, ya que disminuye la motilidad de los espermatozoides y afecta a la morfología de estos.
Sabemos que la ansiedad y el estrés de dejar de fumar tampoco favorecerá a tu salud reproductiva y al embarazo. ¡Asi que primero proponte el reto de dejar de fumar!

3. Alcohol y cafeína

El consumo de alcohol no está directamente relacionado con una peor fertilidad. Sin embargo es recomendable que moderes su ingesta y sobretodo elimínalo durante el embarazo, ya que podría afectar al desarrollo normal del feto. De igual forma la cafeína no está demostrado que afecte pero es recomendable disminuir su consumo antes y durante el embarazo.

4. Actividad física y control de peso

¡¡No se trata de correr la maratón de Nueva York!!
El deporte nos permite liberar endorfinas, nos libera del estrés diario y evitamos el “soffing” o sedentarismo.

Diversos estudios confirman que tanto la obesidad como la delgadez extrema afecta directamente a la fertilidad. El sobrepeso podría influir tanto en la calidad ovocitaria como en la calidad de vida de la madre y el feto. La diabetes gestacional o hipertensión podrían ser algunas de las consecuencias.
Del mismo modo el estar por debajo de tu peso ideal aumenta las posibilidad de sufrir tastornos menstruales y endometriales.

Por último y no menos importante, no olvides acudir a tu revisión ginecológica por lo menos una vez al año.

Isabel Saulappe

Farmacéutica. Máster en Reproducción asistida.

Optimizing natural fertility: a committee opinion. Practice Committee of the American Society for Reproductive Medicine in collaboration with the Society for Reproductive Endocrinology and Infertility

También podría interesarte

No hay comentarios

Deja una respuesta